Dentro de la gama de puertas rápidas industriales que ponemos a tu alcance desde Aramática destacamos la Puerta rápida de lona B-Drive, un producto que te proporcionará un gran servicio gracias a sus excelentes características, que te detallamos a continuación.

Puerta rápida autorreparable

Este modelo de puerta rápida industrial es el favorito de sectores tan variados como el automotriz, agroalimentario, farmacéutico, transporte, logístico, alimentario o eléctrico, por citar unos cuantos, por la comodidad y seguridad que supone su uso.

Destaca su rapidez de apertura, de hasta 3 metros por segundo, y su sistema de seguridad mediante un innovador sistema de transmisión, que evita posibles atascos durante las maniobras de apertura y cierre.

Por otro lado, y sin dejar de lado la seguridad, la puerta B-Drive se caracteriza por ser autorreparable, su sistema anticaída (por el que, en caso de rotura de cualquier elemento de transmisión, la lona se retiene en su posición) y su sistema de seguridad antiaplastamiento, mediante una eficiente barrera de fotocélulas.

B-Drive puerta rápida de lona

Colocar esta puerta automática en tus instalaciones es una apuesta segura, ya que admite dimensiones de hasta 5000 × 5000 mm, cuenta con resistencia al viento clase 5 (una característica que, especialmente en Aragón, sabemos que cobra una gran importancia) y ofrece interesantes opciones de personalización, como es el caso de la propia lona, que está disponible en formato estándar o aislante, además de en 16 colores distintos a elegir, incluyendo una opción translúcida.

Todas estas características, además de la garantía de calidad y el mantenimiento que te ofrecemos desde Aramática, hacen de la puerta autorreparable B-Drive una de tus mejores elecciones, independientemente del sector al que pertenezca tu negocio. 

Puerta rápida-autorreparable B-Drive

Principales características de las puertas autorreparables‌

Dejamos para el final la importancia de que la puerta B Drive sea autorreparable, por las importantes ventajas que supone para ti en términos de ahorro de tiempo, dinero y paradas imprevistas en caso de que la lona se salga accidentalmente de las guías ya que, si esto sucede, la lona no sufre ningún daño y vuelve automáticamente a su posición original.

De esta forma evitas posibles reparaciones de la lona, tu actividad no se detiene y la puerta queda intacta, lista para seguir funcionando con total normalidad. Además, este tipo de puerta destaca también por su durabilidad, estanqueidad y bajo mantenimiento.

En Aramática estamos a tu disposición para aclarar cualquier duda que te pueda surgir sobre este o cualquier otro tipo de puerta para la industria, muelles de carga y descarga o sistemas de control de accesos.

Sabemos que, sea cual sea la necesidad que tengas, en nuestro catálogo de puertas encontrarás exactamente el modelo que mejor se ajuste a tus necesidades con las mejores prestaciones y todas las garantías.