Acabo de enterarme de que en Francia es ilegal ponerle el nombre de Napoleón a un cerdo y que está prohibido besarse en las estaciones de tren. Ley aprobada en 1910 y que aún no ha sido derogada. Pero tranquilo, creo que no sancionan al menos por los besos, por lo del cerdo no sé.

También me he enterado de que puedes denunciar a cualquier ciudadano de Milán que no sonría. Normativa del siglo XIX que tampoco ha sido derogada, pero por suerte para los músculos faciales de sus habitantes, no se aplica.

Me he emocionado con el tema y me he puesto a buscar.

Si alguna vez vas con un elefante por Florida y lo atas a un parquímetro, la tasa de parking es la misma que la de un coche. Si vas a Atlanta con una jirafa, es ilegal atarla a un poste de teléfono o a una farola. Ojo en Michigan, está prohibido lanzar pulpos.

A veces las normativas pueden parecer absurdas, aunque si buscas encuentras su justificación.

Otras veces nadie las cumple, aunque estén en vigor. La razón: “Como no multan…».

Las normas que sancionan se suelen cumplir, por ejemplo: ITV, ascensores, prevención de incendios…

Yo las cumplo por dos razones:

  • Mi propia seguridad y la de los míos.
  • En caso de problema o accidente, los seguros no se hacen cargo si no está al día la normativa.

¿Sabes que hay una normativa europea de obligatorio cumplimiento para las puertas automáticas?

Si, la hay: La UNE 85635:2012.

Que desde el 2012, sí, no has entendido mal, desde el 2012 aporta un marco normativo específico, muy orientado a la seguridad y a minimizar el riesgo de accidentes que puedan dañar equipos y sobre todo personas.

Si solo te importan las multas de momento tranquilo, no hay inspecciones.

Si te interesa la seguridad de los tuyos…